infancia, adolescencia, jóvenes, adultos, vejez

Siempre, desde el primer momento de vida hasta el último, cada persona se va sexuando e inevitablemente, se aboca a uno de los resultados posibles: hombre o mujer. Uno se siente y se vive como hombre o se siente y se vive como mujer. Como es lógico, cada chico o cada chica tendrá su peculiar manera de sentirse hombre y mujer.

Niñas y niños, adolescentes, personas adultas y viejas son sexuadas, tienen intereses sexuales y expresan en determinadas conductas su sexualidad. Pero también es cierto que la sexualidad cambia en relación con la edad, de forma que en cada período de la vida tiene características propias del momento evolutivo que requieren de la atención adaptada. Por ello, una visión positiva, enriquecedora y responsable de las bondades del sexo permite disfrutar de lo bueno de nuestra sexualidad en cada uno de los periodos de la vida, así como cuidarnos para evitar las consecuencias negativas.

El cultivo y recreo de la sexualidad en cada una de las etapas favorece el desarrollo equilibrado de la persona.

sensolab-lateral03
Emaize 3.0
rutaerotica2011cast
rutaerotica2012cast
20aniversario

Sugerencias:

2016-02-08sugerencias-paraver
2016-02-08sugerencias-paraleer02