Otros

Necesitamos digitalizar la agenda educativa

Hace ya algo más de tres décadas que la tecnología digital llegó a la vida cotidiana de la mayor parte de las personas. En todo este tiempo dicha tecnología ha traído consigo grandes cambios que afectan a muchos aspectos de la vida de las personas, tanto personales e íntimos, como públicos y sociales. La vivencia de muchos aspectos de la sexualidad se ha digitalizado, como podrían ser los procesos de seducción y cortejo, el acceso a las primeras relaciones eróticas compartidas, la construcción de la pareja e incluso la manera en la que las personas construyen su identidad.

Tanto es así, que hoy en día no se puede hacer un abordaje integral de la sexualidad dejando de lado todas estas cuestiones digitales. Es un error de base considerar la educación digital como algo independiente de la educación sexual, por lo que todas aquellas personas dedicadas a la educación, han de tener la formación y los recursos necesarios para que puedan digitalizar su agenda educativa.

Leer Más